Unidades de Intervención Terapéutica Territorial: nuevas opciones para la discapacidad

Imprimir / descargar PDF
Email
WhatsApp
Facebook
Twitter

Las UITT son un proyecto novedoso cuya ejecución se desarrollará de manera escalonada y en la modalidad piloto

Durante los meses recientes, la última vez con ocasión de la entrega de la sede del CAID en Santo Domingo Este, el presidente Luis Abinader se ha referido a la ampliación de la cobertura a la discapacidad infantil a través de seis unidades de intervención terapéutica territorial (UITT) en igual número de lugares.

Fruto de las demandas al presidente Abinader por las comunidades que visita y por legisladores portavoces de sus provincias, las UITT son un proyecto novedoso que se concretará de manera escalonada durante el próximo año en la modalidad piloto, lo que permitirá evaluar su viabilidad operativa y financiera, decidir sobre su continuidad y determinar la oferta terapéutica partiendo de las necesidades de su lugar de instalación.

Dado que no son “pequeños CAID”, aunque en el lenguaje coloquial institucional sea ese el amable apelativo en uso, las UITT solo ofrecerán en su primera etapa el servicio de atención e intervención temprana en trastorno del espectro autista, síndrome de Down y parálisis cerebral. El servicio combina terapias integrales para lograr que los niños y niñas adquieran habilidades básicas en las áreas de desarrollo cognitiva, social, motriz, emocional, lenguaje y sensorial.

A diferencia de las sedes, las UITT no incluyen, de momento, terapias especializadas, es decir, predominantes en el programa individualizado de los usuarios (intervención tecnológica, por ejemplo), si bien se pondrá el acento en las propias de cada condición. Se agrega a este servicio el entrenamiento a los padres y al entorno familiar para un mejor manejo de la condición del niño o la niña.

Las UITT también se diferencian de las sedes en el tiempo de permanencia en terapia, fijado entre uno y dos años y medio, dependiendo de las características de la condición tratada e independientemente de la edad del usuario. Cumplido este tiempo, se dará por terminado el programa terapéutico, y solo excepcionalmente este continuará en la sede correspondiente. 

En la primera fase del piloto, prevista para el primer semestre de 2024, se abrirán UITT en el Ensanche Luperón, Sabana Perdida y Baní; en el segundo semestre, se incorporarán las de Higüey, Bonao y las Matas de Farfán. En los cuatro municipios seleccionados se atenderán los niños y niñas remitidos por el Instituto Nacional de Atención a la Primera Infancia (Inaipi) con características asociadas al TEA, PC o síndrome de Down. En los dos barrios incluidos ingresarán usuarios que estén en lista de espera en la sede de Santo Domingo Este.